2013/07/05

#2013SF [OPINIÓN] "San Fermín: modelo festivo y procesión"

El Coordinador de Sortu en Iruñea Iban Maya y la concejal abertzale Patricia Perales reflexionan en este artículo sobre la victoria de Gora Iruñea! y la ciudadanía en su conjunto al conseguir el recinto festivo para el Jai Gune. Así mismo, ven necesario abrir nuevos debates para seguir construyendo otro modelo festivo, y anuncian que los representantes municipales de Sortu no participarán en la procesión del 7 de julio: "creemos que es indispensable separar el ámbito público y la institución de las organizaciones y prácticas religiosas".


San Fermín ya ha llegado y todo apunta a que este año va a ser especial. Después de años sin un espacio popular festivo, la ciudadanía de Iruñea por fin lo ha conseguido. Aurten bai! Iruñea ha dado un paso importantísimo para recuperar y reconstruir los sanfermines populares, igualitarios, euskaldunes y participativos por los que tanto ha trabajo la ciudadanía. ¡Zorionak a todos y todas! ¡La lucha ha dado sus frutos!

Hace ya doce años desde que los sanfermines perdieron aquel recinto de txoznas o barracas políticas de la Ciudadela. Doce años en los que hemos visto como UPN ha ido privatizando cada una de las plazas y las propias fiestas de Iruñea, dando prioridad a las empresas e intentado quitar a la ciudadanía su protagonismo, característica principal de estas fiestas.

Pero Barcina, Maya y UPN han fracasado. Por fin Iruñea ha conseguido un espacio popular, una herramienta para seguir trabajando por un modelo festivo popular y participativo.

Y para seguir transformando el modelo festivo debemos seguir planteando nuevos debates y cuestionando actos que a fuerza de repetirse han devenido en costumbre. Venimos hoy a plantear el debate sobre el lugar que deben ocupar los actos religiosos en la fiesta. Sí, estamos hablando de la procesión del 7 de julio en Iruñea. Si de verdad creemos que la fiesta es del pueblo, del conjunto de la ciudadanía, cabe preguntarse el por qué se ha convertido casi en obligación que quienes representamos a toda la ciudadanía tengamos que participar en un acto de una confesión religiosa.

Somos conscientes de que no es un debate fácil, en primer lugar porque la procesión es algo más que un simple acto religioso. Se trata de un acto en el que interactúan elementos tanto civiles como religiosos. Sabemos incluso que hay gente a la que representamos que quiere vernos desfilar con el resto de la Corporación; máxime ahora que después de una dura etapa de ilegalizaciones esta gente percibe que nuestra sola presencia en las instituciones es un espacio conquistado a base de mucha pelea.

Precisamente porque es un debate complicado, quienes concurrimos a las elecciones en la coalición Bildu tenemos visiones diferentes sobre este tema. Y lo hemos resuelto de forma absolutamente natural y democrática. De esta manera, l@s representantes municipales de Sortu Peio Martinez de Eulate y Patricia Perales, siguiendo los dictados de nuestra conciencia y respondiendo al resultado del debate que hemos mantenido en el seno de Sortu, hemos decidido no acudir a la procesión.

Como decíamos, somos conscientes de que hay diferentes maneras de vivir y sentir la procesión, pero estamos seguras de que es completamente anacrónico que una institución pública organice un acto católico. Creemos que es indispensable separar el ámbito público y la institución de las organizaciones y prácticas religiosas. Es el momento de abordar este debate con total naturalidad y respeto mutuo, e invitamos a toda la ciudadanía a reflexionar sobre este acto religioso, la participación de elementos civiles en él y sobre la posibilidad de alternativas civiles a costumbres que imponen al conjunto de la ciudadanía ritos que son sólo de una parte, por muy poderosa que haya sido esa parte en el pasado.

El futuro de la fiesta pasa por impulsar la libertad y la pluralidad. Dentro de nada serán la libertad y la pluralidad las que se conviertan en costumbre. ¡Salud y libertad para todos y todas en los próximos sanfermines!

4 comentarios:

  1. Bazen ordua horrelako erabaki bat hartzeko! zorionak!

    ResponderEliminar
  2. Nafarroa beti mantsoen doan alaba nagusia!Bere baitan aldaketa sakonak bide egiten ari dira, baina ez bere kabuz, baizik eta zuek bezalako milaka pertsonen determinazioaren bultzadaz. Zorionak eta eskerrik asko zuen koherentzia herriaren nahiaren islada delako. Erlijioa autua da, ezin du herria ordenatu ezta politikaren iparorratza izan, esparru pribatura mugatu behar da. Lagun batek dioen bezala, nafartarrak dortokak gara, mantso baina beti aurrera goaz! gora zuek!gora herri askeak!

    ResponderEliminar
  3. Este año hay más razones que nunca para convertir San Fermín en una fiesta reivindicativa. Es evidente que UPN lo está haciendo muy mal. Hay que enseñar con orgullo nuestros símbolos culturales más elementales que UPN ha tratado de quitarnos como Ikurriñas o banderas a favor de los presos políticos. Entre todos lograremos el cambio politico en Navarra y San Fermín 2013 puede ser un gran impulso.

    ResponderEliminar
  4. Sobre el tema del recinto que se va a utilizar para el Jai Gune,tengo que comentaros, que no lo veo apropiado para poner ningún tipo de actividad relacionada con las fiestas,lo mismo opino para el recinto de las barracas,la cercanía que tiene con el río, hace que este recinto sea altamente peligroso para los ciudadanos.El río se ha llevado por delante muchas vidas y es muy peligroso aunque se sepa nadar,pues imaginar lo que puede ocurrir con una copa de más.La ciudad tiene muchas plazas que perfectamente podrían ocuparse para celebrar San fermín.A parte de esto... está el daño ecológico que se puede hacer,ya que se podría modificar el ecosistema,debido a que los restos de comida que podría atraer a otros animales que no viven en el lugar.Las fiestas son para que se relacionan con más facilidad los vecinos y disfruten de la convivencia con los otros,los recintos adecuados son los que estan dentro de la ciudad.Hay que rechazar este tipo de propuestas y estar por encima de nuestros gobernantes,ya que ellos han demostrado esa falta de sentido comun.

    ResponderEliminar