2013/04/23

CGT denuncia un grave accidente laboral en las cocinas hospitalarias

Un joven fua arrollado por un carro de 200 kg y sufrió graves heridas. CGT denuncia que Osasunbidea es responsable del accidente y que se está ocultando lo ocurrido.


Aunque por el momento no hay confirmación pública alguna por parte de la dirección de Osasunbidea, el sindicato CGT ha informado que según han podido confirmar, el pasado 27 de marzo, por la tarde, un joven trabajador de Mediterránea de Catering fue arrollado por un carro de comida de unos 200 kg, con resultado de aplastamiento de tres vértebras. Esta grave lesión requirió cirugía y osteosíntesis (inserción de placas metálicas en la columna vertebral). Le operaron el 4 de abril en la CUN (Clínica Universidad de Navarra), y fue dado de alta el 15 de abril.

Ante estos graves hechos, las secciones sindicales de ELA, CGT y Solidari en Osasunbidea hicieron la semana pasada una solicitud a la Dirección de Recursos Humanos de Osasunbidea para que informara en el Comité de Salud de todos los detalles del accidente, de modo que la representación sindical pueda tener conocimiento de los hechos y capacidad de valorar posibles infracciones en las condiciones de seguridad. A fecha de hoy, no consta ningún paso en este sentido, según denuncia CGT.

Es de destacar que según el artículo 24 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (transcrito al final de este texto), Osasunbidea también es responsable de las condiciones de seguridad en las que se trabaja en sus centros, con independencia de la empresa a la que pertenezca la persona afectada.

"Nos parece sumamente preocupante la aparición de mayores riesgos asociados a la nueva forma de trabajo implantada con la privatización de las cocinas hospitalarias", dicen desde CGT. Destacan que la dirección del Complejo envió una circular en la que asignaba la manipulación de estos carros a personal de Osasunbidea. "Además de la pérdida de la calidad de las comidas, podemos comprobar cómo la externalización y privatización tiene consecuencias negativas sobre las condiciones de seguridad de los y las trabajadoras, con consecuencias de mayor siniestralidad. Queremos también denunciar el oscurantismo con el que se ha tratado este accidente, dentro y fuera de Mediterránea de Catering, dentro y fuera de Osasunbidea".

Es por ello que CGT exige que la gestión de las cocinas hospitalarias vuelva a ser pública y que se abandone la cocina en frío, "para garantizar en mayor medida la seguridad de pacientes y plantilla, ya que este accidente no se habría dado de perdurar las condiciones de trabajo previas a la privatización".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada