2013/03/11

Opinión: "El fin del régimen", por Pernando Barrena

Por fin ha reventado el tema CAN con toda su podredumbre tras conocerse el cobro de dietas dobles y triples por asistencia a las reuniones de órganos directivos de dudosa legalidad estatutaria de la antigua entidad financiera navarra por excelencia. Creo que es interesante añadir algunos apuntes sobre todo lo que está ocurriendo, el tema lo merece.


Se está haciendo hincapié en la extrema inmoralidad que supone cobrar dietas dobles y triples en una misma mañana; hasta casi 6.000€ por reuniones que en su totalidad no excedían de 2 horas, un auténtico despropósito. Pero no es una vergüenza sólo por la duplicidad del cobro sino también porque estamos hablando de cantidades desorbitadas que sólo pueden parecer "normales" a quienes han hecho de lo público un pozo sin fondo para el saqueo permanente.

En la denuncia razonada –y razonable- de estos hechos se viene añadiendo que además "sólo iban a dichas reuniones a escuchar y no abrían la boca". Y eso es criticable, por supuesto, pero esa situación no es nueva, y es más, diría que es inherente al sistema de representación institucional en los órganos de dirección de la mayoría de las empresas públicas (Audenasa, ITG, Opnatel, Namainsa, Nasursa, Nilsa, Riegos, Sprin, Vinsa... y una larga lista más) en las cuales figuran miembros del Gobierno, Parlamento o Ayuntamiento de Pamplona. ¿Es que alguien puede creer que por ser miembro electo de cualquiera de las instituciones anteriormente citadas se recibe por ciencia infusa conocimiento y preparación para ser miembro del consejo de administración de una entidad financiera, o de una empresa pública? ¿Es que ahora Miguel Sanz preside el consejo de administración de Audenasa (20.000€ por nueve reuniones anuales) porque ha devenido en un experto en vías de comunicación de gran capacidad? ¿O acaso Yolanda Barcina presidió MercaIruña por su amplia formación en sistemas de distribución mayorista alimentaria? El sistema de representación institucional en CAN anteriormente y todavía hoy día en la mayoría de empresas públicas está concebido para repartir el pastel de los sobresueldos entre los partidos del régimen, eso es, asistir a los consejos de administración, callar y cobrar. Llevan más de 30 años haciéndolo, y para hacer más grande ese pastel a repartir excluyeron sistemáticamente a la Izquierda Abertzale; y en todo eso consiste el escándalo, y no sólo en el tema de las dietas dobles y triples –que también-.

En todo este nuevo e indecente episodio hecho público la semana pasada, llama la atención el papelón del Secretario General del PSN, Roberto Jiménez. Tras levantarse la liebre, el de Pitillas declaró con cierto tono de indignación que "no todos los políticos somos iguales"; y ahí hay que darle la razón, no todos somos iguales, en absoluto, pero TÚ SÍ. El infograma del Diario de Navarra del viernes 8 pasado lo dejaba bien claro: Barcina, Sanz, Maya.., se lo llevaron crudo, y junto a ellos Roberto Jiménez y Samuel Caro del PSN que como miembros de esa Junta de Fundadores de la CAN creada ex profeso para acomodar intereses políticos y personales, también percibieron unas dietas de escándalo y colaboraron como el que más a la descapitalización y posterior desaparición de la CAN como entidad financiera. Sistemáticamente se han opuesto a la creación de una comisión de investigación en el Parlamento; ya sabemos la razón, no quieren que se sepa todo, prefieren que haya cosas que permanezcan en la opacidad.

Y siguiendo con la actuación del PSN-PSOE, no se puede pasar por alto la actuación estelar de Pérez Rubalcaba. Aterriza en Pamplona desde Madrid el martes para dar una conferencia patrocinado por Mediterránea de Catering, la misma que sirve comida de plástico a los pacientes del Complejo hospitalario de Navarra, para decir que el PSN no quiere elecciones en Navarra y que además su partido se va a limitar a apuntalar el régimen... y dos días después salta el escándalo de las dietas triples: ése es el régimen que en nombre de la "izquierda" va a seguir apuntalando el tándem Rubalcaba-Jiménez. Y hablando de apuntalar... a punta de pala están cavando el hondo agujero del que el PSN no va a poder salir... A eso se le llama tener el don de la oportunidad.

La edición del viernes de Diario de Navarra fue meridianamente clara: el máximo exponente del régimen en este territorio, el mismo que imprimió la proclama de los sublevados contra la República en el 36, condenaba a la presidenta Barcina y le decía que su tiempo ya ha acabado. El Diario apuesta por la continuidad del régimen UPN-PSN pero con caras nuevas –literal-, y eso es una manera de decir que quienes de verdad mandan aquí, esas cien personas que dicen rigen los destinos económicos y políticos de Navarra han dicho a Barcina que ya no cuentan con ella ni para ser presidenta foral ni líder de UPN; y eso, parece irreversible.

Barcina mientras tanto, en un intento a la desesperada por hacerse la digna ante la cita unionista de este fin de semana, anuncia que devuelve lo percibido por partida doble y triple, y lo que ella trata de vender como un gesto autocrítico no pasa de ser una burda maniobra que ofende a la inteligencia. Sra. Barcina, DEVUELVA TODO lo percibido en CAN porque ya cobraba como presidenta de Navarra, DIMITA YA, y convoque ELECCIONES para que los navarros y navarras podamos conformar un nuevo parlamento que cambie las nefastas políticas económicas y sociales del Gobierno que usted dirige.

¿Cómo era aquello de... el único comunicado que esperamos de Yolanda Barcina es el que anuncie su dimisión y entregue todo lo apropiado? Pues eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada