2013/03/11

El preso navarro Ventura Tomé, enfermo de cáncer

La asociación Jaiki Hadi ha dado cuenta de la existencia de otros dos presos vascos que padecen enfermedades graves: Ibon Fernández Iradi, a quien han diagnosticado una esclerosis múltiple, y el navarro vecino de Tafalla Ventura Tomé, quien sufre un cáncer de próstata.



Info vía www.naiz.info.
Endika Intxausti y Mikel Urra, médicos de confianza de Ibon Fernández Iradi y Ventura Tomé, han comparecido en Bilbo junto a miembros de la asociación Jaiki Hadi para dar cuenta de las graves enfermedades que padecen estos dos presos, encarcelados en Lannemezan y Murcia I, respectivamente.

En el caso de Fernández Iradi, Intxausti ha explicado que a pesar de que sus problemas de salud comenzaron hace dos años, el diagnóstico –esclerosis múltiple– ha llegado hace alrededor de un mes, después de que el lasartearra sufriera una recaída en octubre pasado.

La esclerosos múltiple, según ha señalado, es una enfermedad grave, degenerativa, incurable, crónica y progresiva del sistema nervioso central, que produce un deterioro físico y sicológico a la persona que la padece. Se manifiesta en brotes, episodios de agudización que van dejando secuelas cada vez mayores y que requieren de un tratamiento inmediato, que se tiene que ofrecer desde un centro especializado, y un seguimiento estrecho.

Por ello, ha indicado que la cárcel «no es el lugar adecuado» para hacer frente a una enfermedad de estas características y sería muy importante que Fernández Iradi fuera excarcelado para ser atendido adecuadamente.

Cáncer de próstata
Por lo que respecta a Ventura Tomé, de 59 años, Urra ha explicado que en enero le han diagnosticado un adenocarcinoma de próstata de «grado intermedio» y que todavía no le han puesto un tratamiento, a la espera de que las pruebas complementarias que le realicen determinen el grado de extensión del tumor. Ha resaltado que al igual que todos los pacientes aquejados de enfermedades oncológicas necesita un seguimiento exhaustivo y continuo que garantice el control de la misma y, en caso de empeoramiento, una rápida intervención. El facultativo ha destacado que las condiciones de vida en prisión no son las más idóneas para tratar un cáncer y que por ello debería estar en libertad.

Quince presos con enfermedades graves
Con estos dos nuevos casos, según ha señalado la también médico e integrante de Jaiki Hadi Mati Iturralde, son quince en la actualidad los presos vascos que continúan en prisión a pesar de padecer enfermedades graves e incurables. Otros ocho están en casa, en régimen de prisión «atenuada», con estrictas medidas de control.

Iturralde ha expresado su preocupación porque la situación en las cárceles está empeorando y el número de enfermos va en aumento, por lo que ha alertado de que en cualquier momento puede surgir un nuevo caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada