2013/02/01

Burlata: UPN, PSN, PP y UIB impiden la solidaridad contra los jóvenes que serán juzgados en la AN

En un tenso pleno, los partidos de la oposición de izquierdas unireron sus votos, pero no fue suficiente para denunciar la tortura y los juicios políticos. Hoy concentración en la Plaza del Ayuntamiento a las 19:00.

Crónica de www.burlataherria.org 
La denuncia del juicio político a los 4 jóvenes de Burlata, que se enfrentan a unas peticiones de 53 años de cárcel, llegó al pleno del Ayuntamiento. Fue mediante la moción que presentó el grupo municipal de Bildu. En la moción se solicitaba la anulación de los juicios de motivación política, así como los basados en autoinculpaciones o inculpaciones a terceros basados en testimonios obtenidos bajo tortruras, como es el caso de las acusaciones a estos 4 jóvenes que ya denunciaron haber sido torturados a su paso ante el juez tras los días de incomunicación.

Sin embargo, la moción fue rechazada, ya que sólo contó con el apoyo de 8 votos, los 4 de Bildu, 3 de Nabai y uno de I-E. Nuevamente PSN, UPN, UIB y PP unieron sus 9 votos para rechazar otra moción que recogía las recomendaciones contra la tortura del Comité de Derechos Humanos de la ONU. En el debate se produjeron momentos de tensión tras la inquisidora e irrespetuosa intervención del representante del PP, quien acusó, sin prueba alguna, a los presentes entre el público de ser responsables de cometer delitos. Ésto provocó las respuestas de algunas personas presentes y que otras abandonaran la sala, entre ellas el joven que iba a intervenir en el pleno. En esa línea se posicionó el representante del PSN recurriendo también al complice negacionismo de la tortura, discurso compartido además por el alcalde (UPN). Al final del pleno, los concejales del PSN y PP abandonaron la sala en el momento que procedía a intervenir la representante de las personas que van a ser juzgadas, demostrando su falta de respeto ante la ciudadanía que había permanecido en la sala escuchando educadamente sus intervenciones hasta ese momento final del pleno.

En esta ocasión el alcalde (UPN) no permitió que el representante de los jóvenes interviniera cuando se procedió a debatir la moción, tal y como se ha hecho con otras intervenciones de la ciudadanía, sin ir más lejos la que recientemente realizaron los miembros de la PAH. Con esta doble vara de medir, el alcalde quiso devaluar esta intervención, ya que se tuvo que hacer una vez finalizado el pleno, negando así la posibilidad de participar en igualdad de condiciones frente a los representantes políticos. Aun así los concejales de UPN y UIB, junto a los de Bildu, Nabai e I-E, permanecieron en la sala hasta el final. En ese momento se produjo un sosegado dialogo en el que el alcalde quiso matizar sus anteriores palabras sobre la negación de la tortura, admitiendo que lo que quiso decir es que no es que no haya tortura sino que “no existe un uso generalizado de la tortura”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada