2013/01/16

Herrira acude a la Delegación del Gobierno en Iruñea para hacer llegar a Rajoy el mandato social del 12 de enero


Jon Garay, portavoz de Herrira, y Juanje Soria, uno de los promotores de la marcha del sábado, han acudido hoy a la Delegación del Gobierno de Iruñea para entregar el mandato de las 115.000 personas que el sábado salieron a la calle por el fin de la actual política penitenciaria. Concretamente, han registrado un dossier con todos los elementos de la manifestación –manifiesto, adhesiones, datos...- para que sea remitido al Gobierno español.



En declaraciones a los medios, Jon Garay ha subrayado que el Partido Popular tiene que tomar nota de la manifestación del pasado sábado. "Su inmovilismo es ya indefendible de cara a la sociedad vasca, y persistir en su cerrazón no hará sino aumentar el rechazo social hacia unas posturas tan extremistas". En su opinión, si algo ha quedado claro en estos días "es que hay una mayoría central, transversal, que les está diciendo que no pueden seguir enrocados en el conflicto y la vulneración de los derechos humanos".
Como anunciaron ayer, Herrira ha solicitado sendas reuniones con el Lehendakari Iñigo Urkullu y la Presidenta de Nafarroa Yolanda Barcina, ya que opinan que los gobiernos de Gasteiz e Iruñea pueden hacer mucho por garantizar el respeto a los derechos humanos de todos los ciudadanos y ciudadanas de este país, "así como por impulsar políticas que aborden las consecuencias del conflicto, tanto en el capítulo de las víctimas como también en el de los presos y exiliados".

"El Gobierno de Navarra no puede abstraerse"
El Lehendakari ya ha anunciado públicamente que éste es uno de sus retos. Sin embargo, según ha señalado Garay, "no hemos oído nada en positivo de Yolanda Barcina", cuando la realidad es que hay cerca de 100 presos y presas políticas navarras dispersadas, cuatro con enfermedades graves, ocho siguen en prisión a pesar de haber cumplido toda su condena y otros ocho que ya han rebasado las 3/4 partes de su pena. "El Gobierno de Nafarroa no puede abstraerse de esta realidad, ni el Gobierno Vasco intentar suplantarla", ha indicado.
Igualmente, han subrayado "el gran trabajo" que se ha hecho en Nafarroa de cara a esta manifestación: "han sido muchas las aportaciones recibidas, y muchas personas también las que han creído en la necesidad de generar nuevos espacios por la paz y los derechos humanos, y hacerlo desde la pluralidad". En este sentido, consideran que la gente está pidiendo soluciones, "y para ello son imprescindibles acuerdos de país, consensos amplios que hagan valer las demandas de la mayoría de esta sociedad". "Estamos convencidos de que ese es el camino, y vamos a seguir trabajando con ese objetivo con todos los agentes políticos, sindicales y sociales", han concluido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada