2012/12/14

#U12Bilbora: Cientos de personas piden en Iruñea el fin de la dispersión y alertan del riesgo que sufren los familiares y allegados de presos

Cientos de personas se han manifestado esta tarde en Iruñea a convocatoria del movimiento Herrira para pedir el fin de la dispersión, bajo el lema "La dispersión mata. Euskal presoak Euskal Herrira".
La marcha, abierta por decenas de familiares de presos y presas, ha hecho una parada junto a la Delegación del Gobierno, donde ha intervenido Oihana Beloki, una vecina de Atarrabia que sufrió un grave accidente en abril de este año al volver de una visita en Granada.
Según ha señalado, las personas que sufren la dispersión tienen que hacer frente a miles de kilómetros en la carretera, a un riesgo permanente, y mucho más en esta época, con las nieves, los hielos, la lluvia... Por eso, ha exigido “que respeten ya nuestros derechos humanos, que dejen de ensañarse con las familiares y allegadas de los presos y presas y que terminen de manera inmediata con la dispersión”.


El fantasma de la dispersión
En el acto final ha tomado parte Ana Fernández, hermana de Sara Fernández, vecina del Casco Viejo muerta en accidente hace ahora nueve años cuando iba a visitar a un amigo preso. Ana Fernández ha recordado lo que supone el "fantasma de la dispersión" para sus víctimas, subrayando que las muertes de Karmele y Sara no son algo del pasado, sino del presente, porque la dispersión sigue y los accidentes se repiten.
"Cualquier día podemos sufrir otra tragedia, y aquí terminar con las víctimas es muy fácil. Y eso es lo que les exigimos a los gobiernos, que no haya más víctimas, que respeten nuestros derechos humanos, que terminen ya con el fantasma de la dispersión".
Tras un breve recuerdo a los 16 familiares y allegados muertas por la dispersión, la intervención final ha corrido a cargo de la portavoz de Herrira Maider Caminos, que ha subrayado la necesidad de dar pasos efectivos para aliviar las vidas de estas personas.
En este sentido, ha destacado la importancia de la manifestación del 12 de enero en Bilbo “para acelerar escenarios y dejar atrás el sufrimiento”, y ha adelantado que va a ser la marcha por los derechos de los presos más amplia y plural de las últimas décadas.
Para ese día, Herrira propone a la ciudadanía y a todos los agentes políticos y sociales “mostrar de manera rotunda ese gran acuerdo social que ya existe en torno a unos puntos mínimos, que salgamos a la calle por lo que nos une, la defensa de los derechos humanos y el proceso de paz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada