2012/10/19

Libertad de información: El gobierno español amenaza con impedir las grabaciones de la violencia policial

La Policía estudia prohibir captar y difundir imágenes de los agentes durante sus actuaciones en manifestaciones y cargas policiales. Como en un buen estado policial, las reformas las anuncia el director general de la Policía

La Policía quiere aún más impunidad.
Quieren impunidad, y la quieren toda. Sin ningún tipo de rubor, sin ni siquiera guardar las formas y acordarse de aquello de "la separación de poderes", el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, aseguró que "se está estudiando la prohibición de captación, reproducción y tratamiento de imágenes, sonidos y datos de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado" que se encuentren "en el ejercicio de sus funciones".



En este sentido, Cosidó manifestó que esta prohibición se aplicaría cuando puedan poner "en peligro" la integridad del agente de Policía o "en riesgo la operación". Según Cosidó, con esta y otras medidas anunciadas en rueda de prensa sobre la reforma del Código Penal a los medios y sindicatos policiales, se busca establecer las medidas "más adecuadas" para "facilitar el normal desarrollo de la convivencia ciudadana, especialmente cuando la integridad física se puede ver amenazada así como la conservación de bienes públicos o privados ante situaciones violentas".

Para el director de la Policía esta medida pretende "proteger la intimidad personal y familiar de los agentes y garantizar el derecho a su honor e imagen" y con la que el Gobierno, dijo, "da un paso al frente" para dotar de más seguridad el trabajo de la Policía "desde la legalidad y el estricto cumplimiento del Estado de Derecho".

"Solo desde el reconocimiento de la inmensa labor de las fuerzas de seguridad es como podremos progresar en el logro de una sociedad mas justa, más segura y pacífica", subrayó el director de la Policía, que ya anunció la pasada semana que la Ley se Seguridad Ciudadana también podría contemplar como sanción manifestarse con la cara cubierta.

Reforma del Código Penal
Cosidó aprovechó también para manifestar su apoyo al anteproyecto de reforma del Código Penal, que, a su juicio, sienta "las bases para la prevención y persecución de las conductas que atentan gravemente contra el orden público".

Entre algunas de las novedades que incluirá el Código Penal, el director de la Policía recordó que la definición de delito de atentado variará para incluir en él todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente de las fuerzas de seguridad o miembros de servicios de asistencia y rescate.

Por su parte, la acción de resistencia pasiva, junto a la desobediencia, se mantiene penada con entre seis meses y un año de cárcel. La falta de desobediencia desaparece, pero se sancionará como infracción administrativa en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Otra novedad afecta a la alteración del orden público. La pena se agrava cuando se porten armas, se exhiban simuladas o se realicen actos de violencia con peligro para la vida o integridad de las personas, así como los actos de pillaje.

También se castigará la difusión de mensajes que inciten a la comisión de algún delito de alteración del orden público o actos de violencia, pero no la simple convocatoria a movilizaciones.

La redes sociales arden
Este anuncio no ha gustado nada a los y las internautas. Como muestra, un botón: en el conservador Diario de Navarra, ayer mismo la noticía recibía 25 comentarios, casi todos ellos en contra de esta medida. "Koldo" señalaba que ahora mismo, y por mucho que se les grabe "siempre salen impunes". Y es que como recordaba otro internauta los agentes "parecen sacados de la Guerra de las galaxias y no se les ve el número ¿como demonios se les va a reconocer?", se preguntaba. Lo llamativo de que fuera el propio Cosido quien presentara la medida censora no pasó desapercibido. "Anda" decía que "estamos tan acostumbrados a que no exista la separación de poderes propia de cualquier estado democratico que ya se olvidan hasta de guardar las formas." "Carlos" tenía otras propuestas, tales como "cambiar uniforme a otro de color gris, recuperar Tribunal Orden Publico, solo una televisión (La oficial), interferir las ondas de radiotelevisión extranjeras, recuperar El Alcazar y El Imparcial...." Mucho humor para hacer frente a una medida que no hace ni puta gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada