2012/10/19

Corrupción: Kontuz! denuncia que Jesús Pejenaute (UPN) blanqueó 180.000 euros en billetes de 500 a través de la CAN

El actual consejero de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra habría hecho supuestamente este blanqueo en 2007 valiéndose de su autoridad, ya que era Subdirector de CAN. Ni Sanz ni Barcina habrían investigado los hechos, que fueron detectados por trabajadores de la CAN, quienes informaron de los hechos a sus superiores

Entrevista con Patxi Zamora, de Kontuz! Elkartea

Según la documentación a la que ha tenido acceso Kontuz! elkartea, Jesús Pejenaute, actual consejero del Gobierno de Yolanda Barcina, ordenó en febrero de 2007, cuando ocupaba el puesto de subdirector de la CAN en el Área Comercial, el blanqueo de hasta 180.000 euros en una sola semana. La metodología utilizada fue el cambio de billetes de 500 euros, sometidos a especial control por parte de las autoridades fiscales, por otros de menor valor.



Los hechos se produjeron presuntamente en la oficina principal de Carlos III, 8. La Caja tenía su propio Manual de Prevención de Blanqueo de Capitales y había dado a los trabajadores instrucciones desde su UPBC, Unidad de Prevención de Blanqueo de Capitales, para que no hicieran ese tipo de operaciones excepto con “cantidades pequeñas, en todo caso inferiores a 3000 euros, a clientes vinculados y dando cuenta del cliente”. Esta instrucción iba acompañada de la recomendación de que, si se detectaban operaciones de este tipo que superaran el límite marcado o no especificaran beneficiarios, se debía alertar a la Policía.

El 19 de febrero de 2007, los trabajadores de la oficina central de Carlos III, cumpliendo con su obligación, enviaron un correo a los departamentos de Auditoría, Blanqueo de Capitales y Seguridad de la propia CAN, advirtiendo de que la directora de la oficina, siguiendo instrucciones de Jesús Pejenaute, les había requerido para que le cambiaran 50.000 euros en billetes de 500 por billetes de 100 y 200 euros sin especificar qué cliente era el destinatario final de la operación, siempre según ha denunciado Kontuz!. Los trabajadores advertían, textualmente: “Son operaciones irregulares según la normativa tanto de la CAN como de la CECA sobre Prevención del Blanqueo de Capitales”. Ambos departamentos, cumpliendo siempre con su obligación, les contestaron confirmando que el hecho era muy grave y que se disponían a hablar con el actual Consejero y entonces alto cargo de la Caja, Jesús Pejenaute.

No obstante al día siguiente 20, martes, la directora de la oficina volvió a demandar a los trabajadores que cambiaran 60.000 euros en billetes de 500 por la misma cantidad en billetes de 100. La documentación que obra en nuestro poder apunta a que ese encargo provenía también del subdirector, Jesús Pejenaute. Una vez más los trabajadores volvieron a ponerlo en conocimiento de los órganos de control de la CAN, que preguntaron si el dinero era para el mismo “interviniente”. La respuesta fue afirmativa: Pejenaute.

El día 21, la operación volvió a repetirse. Por la tarde la directora de la oficina requirió de nuevo a los trabajadores para que provisionaran, para el día siguiente, el cambio de otros 100.000 euros en billetes de 500 por billetes más pequeños. Al final “solo” fueron 70.000 euros los que la secretaria de Jesús Pejenaute retiró en billetes de 100.

En total, y en sólo tres días, se blanquearon presuntamente hasta 180.000 euros por orden de Pejenaute sin que éste, valiéndose de su cargo directivo, aclarara de dónde salieron los billetes de 500 y quién fue el destinatario final de los billetes pequeños.

“Todo esto me da vergüenza y tristeza” Como ya se ha explicado, los trabajadores advirtieron en todo momento a los órganos de control de la CAN sobre la irregularidad de estas operaciones y el asunto era tan descarado que uno de los responsables de esos departamentos llegó a afirmar en una misiva: “Todo esto me da vergüenza y tristeza”.

Con Goñi como director plenipotenciario, Sanz de consejero General, presidente del Consejo de Administración y de su Comisión Ejecutiva, habría que añadir que a todos estos órganos pertenecían también J.A. Asiain, J.C. Alli y R. Martí Fluxá, quien a su vez presidía la Comisión de Personal. La Comisión de Control de la Caja, que es la que de alguna manera audita internamente la entidad, estaba presidida por Y. Barcina junto a J. Iturbe como vicepresidente. Esta Comisión de Control era la encargada de crear un Comité de Auditoría al que también pertenecían Barcina e Iturbe. Estos responsables eran los encargados de realizar un Informe en el que se demostraría el cumplimiento de la legislación y que debería ser remitido al Banco de España y al departamento de Economía y Hacienda del Gobierno navarro. No hay constancia de que ese informe incluyera estos hechos.

Así pues, la responsabilidad última debería achacarse, según Kontuz!, a la dirección general de la Caja, en manos de Enrique Goñi, y también a su presidente, Miguel Sanz, cuyo silencio también amparó esta operación, así como la callada de los miembros de la Comisión Ejecutiva, Comisión de Control y de Auditoría, Asiain, Alli, Martí Fluxá y Barcina, quienes ese año cobraron, cada uno, más de 30 mil euros en dietas de la entidad.

Pejenaute, a quien Goñi trajo de Barcelona en 2002 y convirtió en uno de sus hombres de confianza, lejos de ser amonestado por estos hechos ocurridos en 2007, fue ascendido en 2008 a director de Negocio en Viálogos Consultoría, empresa vinculada a la CAN y en la que aterrizó tras cobrar la prejubilación de la CAN. Posteriormente se convirtió en director de APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) en la que también figuró su mentor E. Goñi. Luego, en 2009, fue nombrado, primero asesor personal de Yolanda Barcina y luego consejero de Políticas Sociales.

1 comentario:

  1. Ya era hora de tener un EuskaLeaks para destapar todo lo que los medios convencionales no cuentan o no investigan. Animo ta segi lan bikaina egiten duzue

    ResponderEliminar