2012/09/06

“Pilotariak” pide la implicación de Europa ante las vulneraciones de derechos que sufren los presos

El colectivo “Pilotariak” lanzó ayer sobre la sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo 613 pelotas de goma espuma, tantas como presos políticos vascos siguen encarcelados en los estados español y francés, para pedir la implicación de las instituciones europeas en el fin de las medidas de excepción que se les aplican.
A primera hora de la mañana, once personas se plantaron frente a la fachada del tribunal vestidas de pelotaris. Situadas en una fila, comenzaron a lanzar las pelotas de goma espuma al edificio con palas y cestas de cesta punta. Junto a los pelotaris, dos activistas tocaban una trikitixa y un pandero para llamar la atención sobre la acción solidaria.
Tras lanzar las 613 personas, los pelotaris se acercaron a la entrada del tribunal y entregaron varias pelotas al responsable que les atendió. Posteriormente llegó la policía, que, al comprobar la naturaleza pacífica y simbólica de la acción, ni siquiera les identificó. En todo momento, tanto los responsables del tribunal como la propia policía acogieron la acción de buen grado y se comportaron muy amablemente con los activistas.
Con esta iniciativa simbólica, “Pilotariak” ha querido poner la pelota de los presos políticos vascos en el tejado de la Unión Europea, "recordando a los estados miembros que España y Francia están vulnerando gravísimamente sus derechos y los de sus familiares con el objetivo de entorpecer el proceso de paz abierto en Euskal Herria".
Señalan que Europa "no puede permitir que en su territorio se aplique la pena de muerte, que es lo que está pasando con los 14 presos y presas vascas con enfermedades graves a quienes el Estado español se niega a excarcelar", y que tampoco debería tolerar que se aplique la cadena perpetua, "una medida inhumana contra los presos vascos que sigue en vigor pese a la sentencia del 10 de julio del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a la cual España ha hecho caso omiso". Igualmente, consideran que no es aceptable en términos de derechos humanos que los estados español y francés mantengan a los presos vascos dispersados a 1.000, 1.500 y hasta 2.000 kilómetros de sus domicilios, lo que está originando un terrible sufrimiento a sus familiares, además de muertos y heridos en las carreteras.
Pilotariak también cita el caso de Iosu Uribetxeberria, con quien el Estado español está llevando la crueldad "hasta límites extremos". Y consideran que Europa no puede consentir que un estado miembro vulnere de una manera tan flagrante los derechos humanos. "Por eso, lanzando estas 613 pelotas estamos pidiendo la implicación de las instituciones europeas en el fin de la situación de emergencia que viven los presos y presas políticas vascas".
El colectivo “Pilotariak” anuncia que llevará a cabo más acciones para denunciar "la política penitenciaria de excepción que se aplica a los presos y presas políticas vascas". Y animan a la ciudadanía a seguir implicándose de manera activa en esta tarea.

Pilotariak en Estrasburgo: GALERIA DE FOTOS

Pilotariak Estrasburgon24

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada