2012/08/08

Nabai, Bildu e I-E piden que no vuelvan a dispersar al preso Iñaki Erro y que se inicien inmediatamente los trámites para su excarcelación

Iñaki Erro, preso de Donibane, padece una enfermedad grave, concretamente una cardipatía isquémica severa, por la cual fue ingresado de urgencia el pasado 18 de enero en el Hospital de Almería, donde le implantaron tres stends. El preso, que ha sido trasladado desde Almería a la cárcel de Iruñea para poder visitar a su madre, gravemente enferma, lleva 25 años en prisión. A pesar de que cumplió íntegramente su condena en mayo de 2010, la Audiencia Nacional le aplicó la doctrina del Tribunal Supremo 197/2006, alargándole la condena.
Los tres grupos parlamentarios ya habían enviado en enero sendas cartas al Director del centro penitenciario de Almería y al Secretario General de Instituciones Penitenciarias, solicitando reuniones con ambos para interesarse por el preso navarro y analizar su situación y estado de salud, aunque no obtuvieron respuesta. Además, solicitaron la realización de una visita extraordinaria al preso, extremo que les ha sido concedido después de seis meses.

Erro recibirá visitas de parlamentarios
Así, tras realizar múltiples gestiones, algunos de los parlamentarios autorizados ya tienen admitidas visitas al preso de Donibane durante estos días en el Centro Penitenciario de Pamplona, aunque solo durante 40 minutos y en locutorio acristalado. Los tres grupos quieren subrayar la trabas que desde el centro de Pamplona se les han impuesto para comunicar con la dirección de la cárcel, así como para concertar las visitas.
Nabai, Bildu e I-E también habían solicitado una reunión al Director del Centro Penitenciario de Pamplona para hacerle llegar la petición de los tres grupos parlamentarios de que, teniendo en cuenta la situación y el estado de salud del preso, no lo volvieran a trasladar a Almería, a casi 1000 km. de su lugar de residencia, y se iniciaran inmediatamente los trámites para su excarcelación. El Director los ha atendido telefónicamente, pero les ha denegado la reunión, aduciendo que “él no puede hacer nada, y la decisión corresponde a la Dirección General”, pero que se “hace eco” de esa demanda.
Los tres grupos han reiterado “la necesidad de acabar con las medidas de excepción, como son la aplicación de la doctrina197/2006 y la política de dispersión”, y que “no se puede jugar con la salud de los presos y las presas, que tienen derecho a ser excarcelados para ser tratados de sus enfermedades graves en condiciones óptimas, como demuestra el reciente caso del preso Josu Uribetxeberria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada