2012/08/06

El disgusto de Yolanda Barcina



Yolanda Barcina estuvo a punto de vomitar cuando vio la plaza del ayuntamiento de Iruñea llena de ikurriñas y banderas de los presos. Semejante despliegue policial para nada... De cara al año que viene, la presidenta ya no sabe si poner un control de la Guardia Civil en medio de la plaza o darse por vencida y dimitir. ¡Que deje de perseguir nuestros símbolos y que se vaya a casa por aguafiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada