2012/07/16

Mañana, juicio: Piden penas de cárcel por los incidentes en el funeral del padre de Aitor Torrea

Aitor Torrea, tras abandonar la prisión.
Mañana martes, 17 de julio, se celebrará el juicio contra Aitor Torrea y Dabid Larrainzar, a quienes piden penas de prisión por los incidentes que se produjeron en el funeral del padre del primero de ellos, en octubre de 2008.
Por aquel entonces, el joven de Burlata llevaba ya un año en prisión, y apenas pudo ver a su padre en los cinco meses previos a su muerte. Tras el fallecimiento, Aitor Torrea fue trasladado a Burlata para que pudiera tomar parte en el funeral.
En el interior de la parroquia de San Blas, Torrea estuvo esposado y custodiado por dos policías, y vigilado por otros más que se encontraban en el interior del templo. Al lado de uno de sus captores se hallaba la madre de Aitor, pero no podían tocarse, ni apenas pudieron hablar. Cuando llegó el momento de dar “la paz”, Aitor recibió numerosas muestras de cariño y afecto, mientras el cura repartía la comunión.
Finalizado el oficio, los policías decidieron llevarse inmediatamente a Aitor. Se lo llevaron sin tan siquiera permitirle intercambiar unas pocas palabras con su familia. Fue sacado practicamente a arrastras de la iglesia. Así fue bajado por las escaleras, momento en el que los allí presentes, indignados ante tal comportamiento, comenzaron a gritar y a increpar a los policías, que respondieron con el disparo de pelotas de goma y el uso de sus porras.
A los cinco días de muerto su padre, Aitor Torrea fue puesto en libertad.

Peticiones de prisión
En el juicio, que se celebrará mañana martes a las 10.30, piden dos años de cárcel para Aitor Torrea por atentado a la autoridad, mientras que para Dabid Larrainzar piden cuatro años y cuatro meses de prisión. Vecinos y vecinas de Burlata acudirán a los juzgados a apoyar a los jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada