2012/06/11

Un millar de personas exigieron en Arbizu la libertad de Mendinueta

Cerca de un millar de personas se manifestaron ayer en Arbizu para reclamar la liberación de Jesus Mari Mendinueta, Poxtiña, aquejado de una grave enfermedad y encarcelado en la prisión de Zuera.
La movilización, convocada por Herrira, hizo extensiva la demanda de liberación a todos los presos políticos vascos que padecen enfermedades incurables. Asimismo, durante la marcha, que se celebró bajo la lluvia, se reclamó el retorno a Euskal Herria de los refugiados.
Mendinueta padece una enfermedad reumática con afectación sistémica, lo que le ha generado una uveitis anterior (afectación ocular). También padece dos hernias discales (cervical y lumbar) que le producen dolor en el cuello y nervio ciático. Cumplió su condena en mayo de 2011.

Derecho a la salud 
Herrira reclamó la puesta en libertad de Mendinueta y todos los presos que sufren enfermedades graves, para que puedan ser atendidos correctamente de las dolencias que padecen. «De lo contrario, su estancia en prisión puede contribuir (y ya lo está haciendo) a que estas patologías se agraven y pueden llegar a ser irreversibles. Máxime cuando se encuentran dispersados a cientos de kilómetros, sometidos a un régimen penitenciario de excepción y sin posibilidad de ser atendidos correctamente por sus médicos de confianza», añadió este movimiento.
Por ello, Herrira reclamó a los gobiernos que den pasos hacia un escenario de paz y resolución, estable e irreversible y subrayó que los presos que padecen enfermedades graves e incurables han sufrido además condenas de largos años de duración.

Más fotografías

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada