2012/03/01

Iker Esparza, castigado: Siguen las agresiones y el maltrato en las cárceles

El pasado 18 de febrero, el preso de la Txantrea Iker Esparza, que se encuentra en la cárcel de Bois d'Arcy, tuvo una discusión con un funcionario después de realizar una visita. Como consecuencia de esa discusión, fue castigado y tuvo que pasar ocho días en el mitard.
En solidaridad con Esparza, sus compañeros Aitzol Iriondo e Iurgi Garitagoitia hicieron un plante el 21 de febrero; fueron castigados y tuvieron que pasar cinco días en el mitard. En el momento del traslado al mitard, Iurgi Garitagoitia fue rodeado por diez funcionarios, le pusieron las esposas a la fuerza, y en un forcejeo le tiraron al suelo y le levantaron agarrandole por las esposas. Le llevaron al mitard en el aire, agarrandole por las esposas y por las piernas, mientras el preso se iba golpeando en la cabeza con las paredes. Al día siguiente, tenía la marca de las esposas en las muñecas y la barbilla marcada.
Etxerat recuerda que los presos y presas políticos sufren todo tipo de agresiones, se les aplican medidas excepcionales, "y los funcionarios utilizan cualquier escusa para agredirles o castigarles".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada