2012/02/06

Familiares piden el final de los juicios y que liberen a los encarcelados por su actividad política

Decenas de personas se han concentrado esta mañana frente a la sede del PP para pedir el final de los juicios políticos y la liberación de los 29 navarros y navarras encarcaladas por su supuesta militancia en distintas organizaciones: Segi, Batasuna, Ekin, Askatasuna...
La convocatoria ha corrido a cargo de varios padres y madres de jóvenes perseguidas por su militancia política. Este grupo se empezó a organizar en 2008 cuando se hizo pública una “lista negra” de unos 20 jóvenes que corrían el riesgo de ser detenidos. Y desde entonces vienen trabajando para reclamar “que les dejen en paz y que todas las personas puedan hacer política en libertad”.
En este tiempo, esa lista negra y otras más se convirtieron en redadas contra distintas organizaciones. Han sido 79 personas detenidas en Nafarroa desde 2007 (61 incomunicadas), 46 de ellas denunciaron torturas, algunas llegaron a sufrir abusos sexuales, 51 fueron encarceladas, 29 siguen en prisión a día de hoy y se han tenido que pagar cientos de miles de euros en fianzas por la libertad del resto.
Tras la operación policial de enero del año pasado, que se saldó con diez detenidos y nuevas denuncias de tortura, este grupo de padres y madres decidieron concentrarse todas las semanas frente a la sede del PSOE para “exigir que dejen de perseguir a la juventud”. Eligieron hacerlo los lunes, porque casi todas las operaciones policiales se producían en esa noche.
Con el cambio de gobierno han trasladado nuestra concentración a la sede del PP, “porque la triste realidad es que siguen persiguiendo a la gente por hacer política: detenciones, juicios, encarcelamientos...”

Un año de concentraciones semanales
Ahora se cumple un año desde que empezaron a realizar estas concentraciones. Y, como hecho positivo, han señalado que desde entonces no se ha producido ninguna redada más. Por lo tanto, en este momento se plantean el reto de detener los juicios políticos “y sacar a nuestros hijos e hijas de las cárceles”. Son 29 navarros y navarras que cumplen prisión “como castigo a su militancia política”, 22 de las cuales ni siquiera han sido juzgadas ni tienen una condena firme.
En este sentido, han denunciado “el abuso” que está haciendo de la prisión preventiva. “No existe ninguna razón objetiva para mantener a estas personas en prisión: no hay riesgo de fuga ni de reiteración delictiva, ni posibilidad de ocultar pruebas. Y es todavía más incomprensible que sigan presos atendiendo al nuevo escenario político en que vivimos”, han señalado.
Por eso, han animado a movilizarse para pedir su libertad, y a acudir a la manifestación que se celebrará este domingo en Burlada (12.30 desde la plaza de las Askas), donde reclamarán la puesta en libertad de Iker Moreno, Oihana Lopez y Xabier Arina, vecinos de Burlada que llevan más de un año en situación de prisión preventiva por su trabajo en el movimiento juvenil.
“Los queremos en casa ya. A ellos y a todos los demás, porque creemos que el nuevo tiempo que se ha abierto en Euskal Herria incluye la vuelta a casa de todos los presos y refugiados”, han concluido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada