2012/01/17

Esta noche se cumple un año de la última redada de la Audiencia Nacional en Nafarroa

El 18 de enero de 2011, el juez Grande-Marlaska mandó a la Guardia Civil y a la Policía Nacional a detener e incomunicar a diez personas, unas acusadas de ser de Ekin, otras de Segi, otras de Askatasuna, otras de gestionar la web Apurtu.org...





Desde la ruptura del último proceso negociador, en Nafarroa ya se habían producido varias redadas contra organizaciones políticas, pero en el curso 2010-2011 se aceleraron tras el anuncio de la tregua de ETA.
En septiembre las operaciones contra militantes internacionalistas y contra la supuesta estructura de Ekin, en octubre un nuevo golpe al movimiento juvenil, en diciembre otro... Decenas de personas estaban siendo detenidas e incomunicadas acusadas de integrar organizaciones políticas, la mayoría denunciaban torturas, y del despacho del juez Grande Marlaska pasaban directamente a la cárcel.
La protesta social iba a más, pero aquella operación de hace ahora un año fue la gota que colmó el vaso de la represión política en Nafarroa. Lo habían vuelto a hacer. Más detenciones y más denuncias de torturas, con testimonios como el de Xabier Beortegi y el Aztnugal de Patxi Arratibel.



aztnugal

La indignación social que se produjo en aquellos días se transformó en energía positiva para el proceso que el gobierno socialista trataba de boicotear. Miles de personas salieron a la calle para decir basta ya, se multiplicaron las acciones de denuncia, los agentes vascos siguieron dando pasos y en toda Euskal Herria se fue levantando poco a poco ese muro popular que va a acabar deteniendo la represión política.



Desde entonces, la persecución ha continuado con diversos formatos (juicios, euroórdenes...), pero lo cierto es que aquella redada del 18 de enero de 2011 fue la última que sufrimos en Nafarroa, la última de las ya clásicas razzias de la noche del lunes al martes, con un puñado de detenidos, incomunicados, torturados y encarcelados acusados de ser de esta o aquella organización política, y con cientos de personas más aterrorizadas ante semejante caza de brujas.
Ya no ha habido más redadas, pero Iker Moreno, Patxi Arratibel, Gorka Zabala, Iñigo Gonzalez, Gorka Mayo y Miguel Angel Llamas "Pitu" siguen en la cárcel desde entonces. En total, son veinte navarros y navarras las se encuentran en prisión preventiva (sin juicio) bajo la acusación de ser miembros de Segi, Ekin, Askatasuna, Batasuna, Apurtu.org...
Entre ellos se encuentra Josu Esparza, que logró huir de aquella última operación y acabó siendo detenido por la policía francesa y entregado a la Audiencia Nacional hace dos meses. En este vídeo explicaba por qué había huido a Iparralde antes de aquella noche del 18 de enero de 2011, y reclamaba su derecho y el de sus compañeros a hacer política sin ser perseguidos, detenidos, torturados ni encarcelados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada