2012/01/20

Aurore y Josu

Juan Esparza y Txaro Iraizoz, padre y madre de Josu Esparza
Como es de bien nacidos ser agradecidos, y tras la vorágine que significó la detención de nuestro hijo Josu el 12 de diciembre de 2011 por las autoridades francesas y su traslado inmediato al Estado español, según las euroórdenes dictadas por los jueces Grande-Marlaska y Ruz, queremos mostrar nuestro agradecimiento a través de esta carta.
La detención originó días de incertidumbre, miedo, angustia, ruedas de prensa. Luego papeles, más papeles para justificar que es tu hijo, tu compa- ñero, tu amigo; por fin, llegó la tan esperada visita, llena de emociones por ver cómo está, qué nos cuenta, pero... -siempre hay un pero- lo que no te esperas es que no lo podamos abrazar, aunque sí decirle cuanto lo queremos, pues el cristal te lo impide. Es como el trozo del Muro de Berlín recordado en Zuasti, -separador de familias- cada vez que lo vemos cuando tenemos visita con Josu encarcelado en el Centro Penitenciario de Soto del Real.
Artículo completo en Gara

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada