2012/01/11

Egin Dezagun Bidea: 50 presos y presas navarras podrían quedar en libertad “sólo con aplicar la ley y dejar de lado las medidas de excepción”

Fran Balda y Jon Garai, portavoces de Egin Dezagun Bidea
Tres enfermos graves, siete con la condena cumplida, ocho con las 3/4 partes cumplidas y 33 preventivos. Cincuenta de los ciento un presos y presas políticas navarras podrían quedar en libertad si los estados dejaran de lado las medidas de excepción que se aplican al EPPK y se limitaran a cumplir su propia legalidad.
Fran Balda y Jon Garai, portavoces de Egin Dezagun Bidea han pedido hoy en Iruñea la libertad de estos cincuenta presos y presas, reclamando a Madrid y Paris que den “algún paso en el camino que la gran mayoría de este pueblo quiere recorrer”. Tras la histórica manifestación del pasado sábado, han señalado que la pelota está en el tejado de los gobiernos, "especialmente en el de Mariano Rajoy", y han criticado que éste se limite a “pedir pasos a quien ya los está dando y además de manera unilateral”. "La sociedad vasca y la comunidad internacional a quien miran es a ese Gobierno que no ha movido ni una sola ficha”.
Para Egin Dezagun Bidea, la manifestación fue una fotografía “de esa mayoría social" que quiere seguir avanzando hacia la paz”. Mirándola desde Nafarroa, los datos son reveladores: más de 4.000 personas acudieron a Bilbo en los cerca de 80 autobuses que partieron del herrialde, y varios miles más lo hicieron en vehículos particulares. Además, antes y después de la manifestación, el Hatortxu Rock de Atarrabia “reventó de solidaridad” con varios miles de personas más. “Podemos decir, y seguro que nos quedamos cortos, que más de 10.000 personas se movilizaron este fin de semana en Nafarroa por los derechos de los presos y presas políticas”.
Balda y Garai han anunciado que las movilizaciones se multiplicarán ahora por todos los barrios y pueblos. Son más de 30 los “herri bilguneak” que están en marcha en todas las comarcas de Nafarroa y en sus principales localidades, con cientos de personas organizadas. Estas asambleas están poniendo en marcha dinámicas de trabajo en función de las situaciones más urgentes que se den a nivel local, un gran auzolan pueblo a pueblo y barrio a barrio para pedir la libertad de los presos enfermos, de quienes han cumplido toda su condena, de quienes ya han cumplido las 3/4 partes, así como la excarcelación de los presos preventivos y el fin de la dispersión.

La fotografía de la dispersión en Nafarroa
De un total de 101 presos y presas navarras dispersadas, 33 se encuentran a más de 800 km, 7 a más de 1.000, y la media es de 680 km (1360 ida y vuelta), lo cual supone “un tremendo desgaste para sus familias y un gran castigo económico, además de accidentes, heridos, muertos”. Es un riesgo y una sangría semanal a la que están sometidas miles de personas en Nafarroa, y para Egin Dezagun Bidea el reagrupamiento de los presos y presas en Iruñea es “una cuestión vital en la humanización del conflicto”. Y también para que los presos y presas puedan organizarse, debatir “y seguir aportando junto al resto de agentes en el camino hacia la resolución, hacia una paz estable y duradera”.
Por eso, han señalado que la ola de movilizaciones de los próximos meses responde a una urgencia: “no vamos a quedarnos quietos esperando a que muera otro familiar, o contemplando como juegan con la salud y la vida de los presos. Somos miles, tenemos el apoyo de la mayoría social y la comunidad internacional, y cada vez seremos más. Y si alguien tiene la tentación de obstaculizar el camino que ha emprendido la sociedad vasca, se encontrará delante con una marea social que le desbordará”.
Por lo tanto, Egin Dezagun Bidea trabajará por organizar esa gran marea social pueblo a pueblo, barrio a barrio, de la mano de todos los agentes sociales y políticos que quieran seguir avanzando en este camino. “Y en nuestra opinión, avanzar supone en este momento terminar con las situaciones límite que se están produciendo en las cárceles”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada